¿Tú también estás cansado de escuchar sobre “transformación digital”?, bienvenido al club. No hay reunión empresarial o directiva donde no aparezca la “transformación digital” como “grial” para solucionar todos los problemas de una compañía enfocada en el pasado.

Lo que es cierto es que la transformación digital vino para quedarse, y avanza a grandes pasos. Según el informe de Softserver, el 50% de las empresas han implementado procesos de transformación digital en sus empresa o negocios y que poco a poco comienzan a ver resultados gracias a ello.

A continuación comentamos los cinco puntos importantes que caracterizan el proceso hacia la transformación digital de las empresas.

1. Equipo multigeneracional

Las personas son parte fundamente para una estrategia de transformación digital. Por ello, es importante entender que por primera vez en la gestión empresarial tendremos que interactuar y trabajar con cuatro generaciones diferentes en un mismo equipo o proyecto. Habrá que aceptar que un directivo de gran y larga experiencia, en ocasiones tendrá que estar a las órdenes de un “veinteañero”. Incluso asumir que un joven milennial estará dirigiendo un equipo al que le triplica la edad. Esto nos obliga a tener que entender sus modelos de trabajo; mucho más ágiles, con menos vinculación al objetivo económico y más a la adhesión a la causa o misión del mismo. A causa de esto, la educación del equipo es primordial en esta etapa, para que el mismo entienda el camino que está tomando la empresa y hacia donde va. Y sobre todo, cuáles son los objetivos y beneficios claros de adentrarse en la transformación digital.

Esta tendencia la vemos presente en las principales compañías. Donde, además de los fundadores, existe un gran número de CEO’s jóvenes cogiendo impulso y gestionando las principales empresas del mundo. Por ejemplo: Keith Cozza (37) de Icahn Enterprises, Daniel Schwartz (33) de Burger King World Wide son tan sólo dos ejemplos de esta realidad.

2. La venta en segundo plano

Cada vez más los clientes se posicionan como consumidores de experiencias y no de productos. Está en nuestra estrategia vincular esta experiencia a la causa, personalidad y propósito de la marca. La venta se ve superada por el enfoque y la mejora en la experiencia del Stakeholder (cliente, empleado, accionista, proveedor, ciudadano, etc.). Esto nos hace transformar las partidas presupuestarias para poder mejorar la experiencia del cliente que generamos en nuestra audiencia, que a su vez, exige una experiencia única y personalizada. Por ejemplo, tu producto puede ser el mejor en el mercado, pero si no está vinculado con una excelente experiencia del cliente, es muy probable que tus ventas lo reflejen. 

Sephora es una de las grandes marcas que han implementado de forma exitosa la experiencia del cliente en su estrategia de marca digital. Empezaron con tecnología móvil y han avanzado hacia nuevas tecnologías. Sephora ha tenido éxito al lograr integrar la tecnología como parte de la identidad de su marca, en vez de ser solamente una marca más que ofrece una experiencia digital. A los usuarios les gusta que la tecnología proporcionada por la marca es realmente útil y, además, les ahorra tiempo.

Ejemplo caso Sephora

 

3. Dime con quién estás y te diré quién eres

Acentuar la combinación y convergencia entre nuestros competidores y actores del mercado es clave a la hora de adentrarnos en la transformación digital. La asociación de combinaciones de partners para con nuestra marca, producto y servicio, se tornará fundamental para el éxito, dejando atrás, la necesidad de “ser”.  Lo mismo sucede cuando contratas un vuelo para realizar un viaje, de inmediato, la compañía, te ofrece hoteles, alquiler de coches, etc. estando dentro de su estrategia, la combinación y convergencia de actores, dentro de su experiencia, que le reporten una experiencia más larga y completa, para poder interactuar más con el cliente. Estamos en un periodo de cobranding, colaboración, co-todo. 

Un gran ejemplo de colaboraciones exitosas es Airbnb y Flipboard. Airbnb, la aplicación para reservar estadía en casa de locales, unió fuerzas con Flipboard, una plataforma que genera contenido acerca de estilo de vida, gastronomía, actividades, etc. Sirve como una plataforma de Social media donde el usuario puede navegar a través del contenido y personalizar sus intereses.

Gracias a esta colaboración, nació “experiencias” en la plataforma de Airbnb. Una serie de actividades locales en el ámbito de la cultura, gastronomía, tours, etc. que conectan a los anfitriones locales con los visitantes y le ofrecen una experiencia más cercana con la ciudad que están visitando.

Ejemplo caso Airbnb

4. Más allá del big data

Los datos y su capacidad de análisis se vuelve la piedra angular del negocio. Cada día se demanda más la información sobre cualquier otro elemento y no es secreto que la tecnología digital convierte cualquier proceso en dato. Queremos datos antes que ingresos y después veremos cómo hacemos la conversión. Las bases de datos, conocimiento del cliente y la interacción con la marca, producto y servicio, son claves en el proceso de transformación digital para lograr personalización de contenido y mejorar experiencia del cliente.

Una marca que logra transformar sus datos en contenido de impacto, es Spotify.

Cada semana, Spotify le ofrece a su usuario una playlist personalizada en base a sus búsquedas y canciones escuchadas recientemente. Es un contenido curado y adaptado a las preferencias del consumidor. La playlist generada por Spotify une nuevos lanzamientos de artistas relacionados con los que el usuario suele escuchar, nuevos géneros o canciones. Es un ejemplo simple, pero que demuetra a la perfección cómo se puede ir más allá del big data.

Resultado de imagen de weekly recommended spotify big data

Ejemplo caso Spotify

 

Artículos relacionados

Share This